Cierre Noroeste de la M50

El cierre noroeste de la M50 lo entendemos porque las vías de alta capacidad que rodean la ciudad de Madrid son de extrema importancia para evitar los diferentes problemas derivados del tráfico rodado, pero no sólo para la capital, sino para toda la Comunidad. Una mala gestión de estas autovías y autopistas supone colapsos que desencadenan otros problemas como:

– Aumento de acelerones y, por tanto, de la emisión de gases contaminantes
– Retraso en las comunicaciones que afectan a la rutina de la ciudadanía
– «Efecto Oruga» que conllevan posibilidad de aparatosos accidentes de tráfico
– Colapso de las vías de acceso y salida de Madrid y, por tanto, también de su núcleo central

Además, concretamente la autovía de circunvalación M-50 no es de las más utilizadas por ser la más alejada de Madrid y tener otras vías de anillo cerrado como la M-40, que permiten alternar el sentido de circulación dependiendo de la alfuencia de vehículos.

Con el cierre Noroeste de la M50, en anillo como las otras circunvalaciones, gran parte del tráfico de la A-1, A-2, A-6 y M-607 se podría desviar entre Fuente del Fresno y Torrelodones sin necesidad de encauzarlo al sur de la ciudad y colapsar la M-30, M-40 y las Radiales Sur. Esto incluiría dos tramos compartidos, unos con la A-1 entre San Sebastián de los Reyes y Fuente del Fresno, y otro con la A-6 entre Las Rozas y Torrelodones.

 


¿Quieres enviarnos tus propuestas para un #MadridSobresaliente?
Puedes utilizar el siguiente formulario de manera totalmente anónima


Aviso Legal

Te damos la bienvenida a la web informativa de UPYD en la Comunidad de Madrid. Es necesario advertirte que, como todas las webs, esta también utiliza un par de cookies para mejorar la navegación. Tienes la información aquí.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
e-mail
Facebook
Instagram