Regulación de Viviendas de Uso Turístico

Todo el mundo conoce la actual problemática de la Regulación de Viviendas de Uso Turístico pero, ¿Hasta dónde llega esta problemática?

Hay varios factores negativos que provocan malestar por ambas partes, tanto los defensores de las VUT, como los detractores.

Defensores

Los gestores de Viviendas de Uso Turístico, también llamados «hosts» o «anfitriones» por su denominación en plataformas on-line como AirBnB o Windu, creen que la actual situación legislativa no es suficiente para proteger a propietarios, visitantes o los propios gestores. Piden una regulación específica y más eficaz que la actual, que evite comportamientos indeseables, que limite la competencia desleal hacia el «hospedaje» y que se resuelva la confusión relacionada con Hacienda, Seguridad Social y resto de organismos involucrados.

Entienden que dentro de este movimiento hay comportamientos, en general, que están provocando malestar entre una parte de la sociedad y, por ello, piden que se regule no sólo la declaración de ingresos, sino también las obligaciones, para que los alquileres turísticos se limiten según las condiciones de las viviendas (ocupación máxima, servicios complementarios obligatorios o prohibidos, compensación a comunidades de vecinos,…)

Detractores

Por otro lado, los detractores de las VUT explican que, continuamente, se tienen que encontrar a turistas ebrios destrozando las zonas comunes, molestando al vecindario, las llaves de los edificios en casilleros exteriores y un largo etcétera del que muchos anfitriones/gestores no se hacen responsables. Precisamente esto es lo que mayoritariamente buscan los detractores, más responsabilidad por parte de las empresas o personas que gestionan las VUT y, por supuesto, estipular un régimen sancionador para casos de no convivencia, en el caso en que la vivienda cumpla los requisitos mínimos.

Posicionamiento

En UPYD no estamos de acuerdo con la prohibición, por el sencillo hecho de que, este movimiento, no sólo no va a desaparecer sino que, además, las nuevas tecnologías y nuevos mercados de negocio abren las puertas a nuevas formas de entender la vida y esto es lo que la sociedad demanda democráticamente. Lo que sí creemos es que las nuevas formas de negocio deben ajustarse a las normas de convivencia, legislación vigente y la específica para que todas las partes salgan beneficiadas; por ello no entendemos la intención del Ayuntamiento de Madrid en prohibir las VUT, entre otros motivos, porque la actual Ley de Arrendamientos Urbanos ya contempla el alquiler temporal, como vivienda no permanente y, por ello, las VUT no estarían fuera de esta legislación y no deberían ser consideradas actividad.

Aclaración:

el concepto de piso turístico se compone de la propia vivienda, un propietario o arrendatario que declara los ingresos por arrendamiento o subarrendamiento en la Declaración Anual, y puede darse el caso de una empresa gestora que, como cualquier empresa (po ejemplo inmobiliaria) debe declarar según su régimen específico.

Lo que tenemos claro es que este conflicto no podrá ser resuelto sin que todas las partes se sienten juntas a debatir y acercar posturas a un punto de inflexión que sea bueno para todas.

 


¿Quieres enviarnos tus propuestas para un #MadridSobresaliente?
Puedes utilizar el siguiente formulario de manera totalmente anónima


Aviso Legal

Te damos la bienvenida a la web informativa de UPYD en la Comunidad de Madrid. Es necesario advertirte que, como todas las webs, esta también utiliza un par de cookies para mejorar la navegación. Tienes la información aquí.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
e-mail
Facebook
Instagram